Diciembre 19, 2017

El impacto de los alimentos que tiramos a la basura

En el mundo se desperdician alrededor de 1300 millones de toneladas de comida al año: un tercio de todos los alimentos que cultivamos.

Esto es importante, principalmente, por dos razones. En primer lugar, mientras menos se desperdicie en el mundo, más fácil será satisfacer las necesidades alimentarias de la población mundial en los próximos años. En segundo lugar, reducir la cantidad de desechos podría contribuir en gran medida a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Cómo es que desperdiciamos tanto?

El desperdicio de alimentos es una medida notoria de desigualdad. En los países pobres, la mayor parte del desperdicio se encuentra en las granjas o de camino al mercado. Por ejemplo, en el sur de Asia, la mitad de toda la coliflor que se cultiva se pierde porque no hay suficiente refrigeración, según Rosa Rolle, experta en desperdicio y pérdida de alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Los tomates se aplastan si se empacan en costales grandes. En el sudeste de Asia, la lechuga se estropea en el trayecto de las granjas a los supermercados de la ciudad.

La malnutrición que mata en Venezuela
Los consumidores desechan muy poca comida en los países pobres; es muy valiosa. Sin embargo, en los países ricos, especialmente en Estados Unidos y Canadá, alrededor del 40 por ciento de los desperdicios de comida proviene de los consumidores.

Esa cifra, a partir de datos de la FAO, es el resultado de varios factores: se compra demasiada comida, los que viven ahí no se terminan sus platos y gastan una porción mucho más pequeña de los ingresos en alimentos.

“A medida que obtenemos mayores ingresos, hay más despilfarro y desperdicio de más comida”, dijo Paul A. Behrens, profesor asistente de Ciencias Energéticas y Ambientales en la Universidad de Leiden en los Países Bajos.

En conjunto, Estados Unidos desperdicia más de 160.000 millones de dólares en alimentos al año. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, que monitorea el desperdicio de alimentos, los productos lácteos representan la mayor parte de los alimentos desechados: alrededor de 91.000 millones de dólares.

“En el mundo desarrollado la comida es más abundante, pero cuesta mucho menos”, dijo Rolle. “En cierta forma, la gente no valora la comida por lo que representa”.

El efecto en el cambio climático

El desperdicio y la pérdida de alimentos dejan una enorme huella de carbono: el equivalente a 3300 millones de toneladas de carbono.

Y eso no es todo, según un informe de la FAO del 2014, desperdiciar tanta comida también significa desperdiciar mucha agua: el equivalente a tres veces el tamaño del lago de Ginebra, que tiene 582 kilómetros cuadrados de superficie, según el reporte.

“El desperdicio de alimentos es la punta del iceberg”, dijo Jason Clay, vicepresidente sénior a cargo de la política de alimentos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por su sigla en inglés). “Es el punto de inicio más obvio”.

Rolle, de la FAO, dijo que algunas de las soluciones básicas se encuentran en la parte más baja de la cadena alimentaria: los silos de grano metálicos han ayudado a que los hongos no arruinen las reservas de granos en países de África. En India, la organización de alimentos de la ONU motiva a los agricultores a recolectar tomates en cajas de plástico en lugar de hacerlo en costales grandes para que se aplasten y se pudran menos.

En la parte superior de la cadena alimentaria, los supermercados están tratando de progresar cambiando la forma en que se usan las etiquetas de caducidad, de modo que sean más específicas para cada categoría de alimentos y así evitar que los consumidores tiren productos que son seguros de ingerir, o tratando de vender frutas y verduras deformes en lugar de descartarlas.

Algunos países intentan regular el desperdicio de alimentos. Francia exige a los minoristas que donen alimentos que corren el riesgo de ser desechados, pero que todavía están en buen estado para consumirse. Los legisladores de la Unión Europea están buscando obtener restricciones para frenar el desperdicio de comida en un 50 por ciento para el 2030, haciendo eco de un objetivo de desarrollo de las Naciones Unidas; las negociaciones han estado en curso desde junio. Algunos países rechazan la idea de establecer objetivos comunes para todo el continente.

¿Y si solo comemos menos?

Eso marcaría la diferencia, pero no tanto como podríamos pensar. Behrens, de la Universidad de Leiden, abordó el tema en un estudio reciente: disminuir el desperdicio tendría “al menos el mismo impacto o uno mayor que cambiar la dieta”.

Si los estadounidenses comieran de acuerdo con las guías nutricionales recomendadas para Estados Unidos (cada país es un tanto diferente), eso ayudaría a reducir nuestra huella de emisiones. Sin embargo, es difícil cambiar los hábitos alimentarios. Los expertos dicen que el desperdicio de alimentos sigue siendo grave.

.https://www.nytimes.com/es/2017/12/18/el-impacto-de-los-alimentos-que-tiramos-a-la-basura/

 

Bioparque Metropolitano busca transformar relleno sanitario en Avellaneda y Quilmes, Argentina

Organizado por la Sociedad Central de Arquitectos, el ‘Concurso Nacional de Ideas Plan Maestro Bioparque Metropolitano CEAMSE – Villa Domínico’ pretendía abordar un terreno de casi 400 hectáreas en el Área Metropolitana de Buenos Aires, aledaño a las costas del Río de la Plata y de la Autopista Buenos Aires – La Plata, producto y resultado de la tecnología del relleno sanitario, con el objeto de generar nuevos criterios de valorización que lo trasformen en un verdadero parque público de alcance regional y en un ejemplo de la recuperación de rellenos sanitarios desactivados y cerrados.

El jurado otorgó el primer premio a los arquitectos autores Raúl Allegrotti, Roberto Luis Colombo, Luciano Dimaio, asesores Manuela Garcia Faure (Paisajismo), Fernando Néstor Murillo (Urbanismo) y los colaboradores Javier Deyheralde, Victoria Cuadrado, Gabriel Safranchik, Fabián Dejtiar, Agustin Passerini, Delfina Colombo, Noelia Belén Sera, Florencia Bellocchio y Sabina Tiemroth. Revisa el proyecto a continuación.

Guarda esta imagen en tus favoritos
Cortesía de Equipo del Proyecto Cortesía de Equipo del Proyecto
Descripción por los autores. Se basa en adjetivar y dar sentido al parque en lugar de intervenirlo drásticamente; se basa en poner en valor nuestros ecosistemas originales para fortalecer la flora y fauna de las márgenes del Plata, en busca de poner en valor la memoria del sitio para generar una conciencia ambiental; se basa fundamentalmente en la generación de un espacio atractivo para el área metropolitana, que promueva la integración y un desarrollo participativo de los vecinos.

1° ETAPA:

Sentido y Referencia. El parque sirve como lugar de reflexión, que recupera y explicita su estructura natural originaria transformada por diversas intervenciones antropizantes proponiendo así una mirada crítica sobre nuestro estilo de vida y la necesidad de generar una conciencia ambiental.

Cortesía de Equipo del ProyectoCortesía de Equipo del ProyectoCortesía de Equipo del ProyectoCortesía de Equipo del Proyecto
+ 19
Se toma posesión sobre el terreno desarrollando hitos en las cimas de los rellenos sanitarios vinculados a partir de un circuito. Estos dotan de sentido al parque y abordan diversas temáticas de concientización.


Cortesía de Equipo del ProyectoCortesía de Equipo del ProyectoCortesía de Equipo del ProyectoCortesía de Equipo del Proyecto
+ 19
2° ETAPA:

Reflexión y Participación. Se ejecuta un anillo perimetral de bosques con la participación de los vecinos que recrean los ecosistemas originarios de nuestra región -selva marginal y el talar-, permitiendo una reflexión profunda sobre nuestra flora y fauna autóctona.


Entre estos dos ecosistemas se forma el perímetro recorrido por el circuito antes mencionado y del cual se desprenden los senderos que conducen a los hitos del parque.

Cortesía de Equipo del Proyecto Cortesía de Equipo del Proyecto
3° ETAPA

Derrame e Integración. Se propone un proceso de derrame desde el parque a la periferia, en el cual el entorno se ve beneficiado por la aparición de nuevos espacios verdes, logrando de esta manera una integración a ambos lados de la autopista Buenos Aires – La Plata y a su vez expandiéndose sobre las márgenes del río.


Cortesía de Equipo del Proyecto Cortesía de Equipo del Proyecto
El derrame se manifiesta en forma de puentes verdes que cruzan la autopista y prosiguen dentro de la trama con la inserción de especies autóctonas a lo largo de las avenidas.

.https://www.archdaily.mx/mx/885580/bioparque-metropolitano-a-partir-de-un-ex-relleno-sanitario-en-argentina

 

En Colombia: Así va el reciclaje en Bogotá

La cultura del reciclaje está cada vez más presente en los hogares bogotanos. Sin embargo, se trata solo del primer paso de cara a los grandes retos de las sociedades actuales en materia de tratamiento y eliminación de los residuos generados cada día en las urbes.

A grandes rasgos, el reciclaje es el proceso mediante el cual un objeto, producto o material, es sometido a un ciclo de tratamiento total o parcial para obtener cierta materia prima o nuevo producto a partir de este. Este método no solo tiene impactos positivos en cuanto a sostenibilidad medioambiental y disminución de la huella de carbono, sino que en el corto y mediano plazo disminuye la cantidad de residuos sólidos llegan a los rellenos sanitarios.

El proceso no toma más de un minuto, pero la diferencia en toneladas de basura (residuos que no pueden reciclarse ni reutilizarse), es mucha. El primer paso consiste en separar los productos según su material y composición; ya sea papel, cartón, vidrio o metal. Para ello, es indispensable que estos se encuentren limpios y secos. En cuanto a los elementos orgánicos o de origen natural que no puedan ser reutilizados, que estén sucios, o en muy mal estado, estos deberán ser desechados en el lugar dispuesto para ese fin.

El éxito de la gestión de los residuos sólidos en las ciudades no es exclusiva de las empresas que realizan la actividad de limpieza, barrido y transporte de los desechos, se trata de una tarea conjunta entre: ciudadanos (separación de los residuos); recicladores de oficio (clasificación y transporte); y autoridades (realización de campañas de sensibilización), si se tiene en cuenta que el reciclaje, sin duda alguna, es un pilar fundamental para minimizar todo tipo de impactos en el medio ambiente y promover el uso racional de los recursos naturales.

Por esto, en Bogotá la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP) a través de la Subdirección de Aprovechamiento, le ha apostado a la promoción de una estrategia pedagógica para que los ciudadanos sepan dónde se deben depositar los residuos, dependiendo de su naturaleza. Para lograrlo, solo se requieren dos tipos de bolsas: blanca y negra, aprovechables y no aprovechables, respectivamente.

Lida Ruíz, Subdirectora de Aprovechamiento de la UAESP, le contó a KienyKe.com cómo se debe realizar la separación de las basuras y así poder aprovechar los materiales reciclables: “En la bolsa negra deben ir todos los elementos orgánicos que ya cumplieron su vida útil, los residuos sucios, y aquellos que ya no pueden ser aprovechados. En la bolsa blanca debe ir el material reutilizable o reciclable que esté debidamente limpio y seco”.

Bogotá crece en materia de reciclaje

En la capital del país la cultura de reciclaje cada día toma más fuerza. La UAESP ha unido esfuerzos para disminuir el porcentaje de residuos sólidos que llegan al Relleno Doña Juana. Según datos de los años 2015 y 2016 de dicha entidad, en el 2015 se redujo el 13,8% de residuos que llegaron al relleno sanitario, lo que equivale a 365.940 toneladas. En el 2016 el porcentaje subió y se ubicó en el 14,7% de los materiales fueron aprovechables, es decir 388.919 toneladas.

Para que estas cifras sigan mejorando la Subdirección de Aprovechamiento ha realizado campañas para impulsar la separación de residuos en la fuente. Una de ellas es: Separar Transforma, que busca hacer presencia en uno de los lugares más concurridos y donde se genera mayor cantidad de desechos sólidos, los centros comerciales de Bogotá.

“Hicimos un convenio con los centros comerciales: Salitre Plaza, Santafé, Tintal Plaza, Calima, Palatino y con las diferentes asociaciones de recicladores de la ciudad para inculcar una campaña de separación en las plazoletas de comida que es donde más se generan residuos en un centro comercial”, afirmó Ruiz.

Según datos de la UAESP, actualmente solo se rescata el 8% de los residuos aprovechables presentes en dichas plazoletas, razón por la cual se quiere que a través de este proyecto, se logre que en estos puntos se recicle el 60% de los residuos aprovechables mediante el proceso de separación en la fuente, y que esos residuos se entreguen posteriormente a las asociaciones de recicladores que trabajan en sinergía con los centros comerciales.

.https://www.kienyke.com/tendencias/medio-ambiente/asi-va-el-reciclaje-en-bogota

 

En Tlaxcala, México: Entrega alcalde de Yauhquemehcan un compactador de basura

La población de 38 mil 296 habitantes genera 32 toneladas diarias

Entrega alcalde de Yauhquemehcan un compactador de basura

Con una inversión de 2.8 millones de pesos, el ayuntamiento de Yauhquemehcan adquirió un compactador de residuos sólidos, lo que garantizará un mejor servicio.

Así lo anunció el alcalde Francisco Villarreal Chairez, quien explicó que la acción de adquirir el camión fue un acuerdo de Cabildo, por lo que pidió a la ciudadanía estar al pendiente de los horarios.

Acompañado integrantes del Cabildo, dio el banderazo de salida que a partir del lunes entrará en servicio a fin de disminuir la contaminación expuesta al ambiente.
Explicó que se trata de un compactador ecológico pues cuenta con las normas emitidas por el gobierno en materia de desechos públicos.

Detalló que con esta nueva adquisición atenderán a una población de 38 mil 296 habitantes quienes generan aproximadamente 32 toneladas de residuos orgánicos, inorgánicos y misceláneos al día.

francisco-(2)

Precisó que el compactador separa una parte de la basura ya que cuenta con canastilla para el cartón, otra para el PET y tres cajas para desechos orgánicos y una para la separación de pilas alcalinas.

Villarreal anunció que para el año entrante el tesorero Gustavo Báez hará los ajustes necesarios para adquirir otra unidad, pues hay deficiencias ya que solo disponen de cinco camiones.

Reveló que estratégicamente han mejorado el servicio mediante cinco rutas para la recolección de los residuos sólidos y disponerlos en el relleno ubicado en Atlangatepec.

.https://www.elsoldetlaxcala.com.mx/municipios/776643-entrega-alcalde-de-yauhquemehcan-un-compactador-de-basura